Inicio

La mayoría de las madres se enfrentan a la lactancia sin una base de soporte, conocimiento o cultura de lactancia.

La maternidad puede hacernos sentir perdidas, vulnerables, confundidas, con miedo, con dudas….

Además, situaciones cotidianas, como el sueño o el descanso, pueden perturbar  la satisfacción de maternar o vivir una crianza respetuosa.

Y a medida que avanza la crianza, la familia se enfrenta a nuevos retos:  reincorporación al trabajo, alimentación complementaria, nuevo embarazo, lactar en tándem, destetar, …

Contar con asistencia, información, acompañamiento y apoyo es la base para disfrutar esta nueva etapa.